lunes, 12 de agosto de 2013

DIY: Bandejas de cupcakes


¿Cómo se hacen?


Paso 1: Dibujar en unos cartones varios círculos de diferentes tamaños y recortarlos.




Para la bandeja de color crema y la verde he recortado cuatro círculos de distinto tamaño. Los dos más pequeño para el piso de arriba.

Para la bandeja blanca he recortado tres círculos pequeños de igual tamaño, y otros tantos un poco más grandes. Ésta tendrá tres capas de cartón, por lo que aguantará mayor peso.



A los tres cartones superiores les he recortado un agujero en la parte central del tamaño justo para que quepa un cartón de rollo de papel de cocina.




Lo mismo se hará con la primera capa de los cartones interiores, pero ¡ojo!, sólo la primera capa, para que el rollo pueda apoyarse en las últimas.


Paso 2: Darle una capa de pintura blanca a la parte superior de la primera capa y a la inferior de la última.



Esto nos servirá de base para aplicar el color que queramos para la bandeja.
Hacemos lo mismo con el rollo de cocina.

Paso 3: Decoramos las bandejas.
Una vez que esté seca la base blanca, podemos hacer los dibujos que queramos.



Yo he hecho un boceto previamente con lápiz, y cuando lo he dejado a mi gusto, le he aplicado el color con la pintura acrílica.


Paso 4: Antes de pegar las capas de cartón, he forrado la primera con forro adhesivo, ya que estas bandejas pueden mancharse de comida, y de otra forma no podríamos limpiarlas.
Es importante hacerlo antes de pegar las capas porque así el sobrante lo doblaremos en la parte inferior de la primera capa. Al pegar las siguientes quedará totalmente firme y tapado.

Paso 5: Colocar las patas a la última capa del piso inferior.


En el caso de las bandejas crema y verde, les he puesto tres tubos de cinta de carrocero (ya terminada, obviamente).
Para la bandeja blanca, he elegido la mitad de unos botecitos donde vienen los guantes de plástico, pero también son del mismo estilo los que vienen con los huevos Kinder. De todas formas, podemos hacer patas con muchos más materiales.
Lo único que hay que hacer para colocarlas es un cortecito con el cúter en el lugar donde va a ser colocada la para y del tamaño del borde de ésta, para que se introduzca un poco. Le aplicamos cola blanca o silicona y apretamos bien para que se selle.



Paso 6: Ahora sí, toca pegar las capas. Yo he utilizado cola blanca que va genial para el cartón. Sólo hay que dejarla secar muy bien. Pero un consejo, es mejor que cuando la dejéis secar le coloquéis encima algo plano que pese. Yo le he puesto unos cuantos tomos de enciclopedia, ya que el cartón humedecido tiende a abombarse. Cuando seque y lo saquéis de ahí debajo, veréis cómo ha quedado totalmente rígido y plano.

Paso 7: Vamos a armar la estructura.
Introducimos el rollo por el agujero del piso de arriba a la altura que más nos guste. Una vez colocado en el lugar deseado, debemos ponerle un tope al rollo para que este piso baje de ese punto. Yo he pegado pasta de modelar justo debajo para que ensanchase sólo ese trozo y sirviera de agarre.


Seguidamente, pegaremos con cola blanca o silicona la parte inferior del rollo en el piso de abajo. Yo lo he hecho con cola blanca, y os puedo asegurar que dejándolo secar bien aguanta mucho peso.





Paso 8: En la parte superior del mástil, he colocado una anilla que he rescatado de un bolso viejo. Ésta se aguanta con la pasta de modelar que he puesto alrededor. De esta forma podremos transportar la bandeja con facilidad una vez que esté llena de pastelitos.

Paso 9: Este paso sólo lo he hecho con la bandeja blanca. He tapado el borde del cartón con pasta de modelar. Una vez seca, la he pintado con el mismo blanco de la bandeja.

Además de eso, he colocado una cinta decorativa que he pegado también con cola blanca alrededor de los dos pisos.

Y así ya tendríamos lista nuestra bandeja.




Hay infinidad de diseños, incluso de formas. Pueden ser exagonales o rectangulares, por ejemplo. Pueden tener más de dos pisos o uno sólo. Tenemos muchas variantes.


A mí personalmente me gusta más la bandeja blanca. Creo que es más elegante, los colores me gustan mucho, y la cinta alrededor le queda muy bien.




Os animo a que probéis a hacerla. Tal vez la primera os cuesta más, pero cuando cojáis práctica os saldrán mejor.
En una buena presentación para vuestros dulces cuando tengáis invitados.

LinkWithin



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...