jueves, 21 de noviembre de 2013

Cómo simular el agua del Belén


¿Quién no ha puesto alguna vez en su vida un trozo de papel de plata a modo de lago en el Belén de Navidad? Confesad, casi todos lo hemos hecho aun sabiendo que quedaba bastante artificial y horrible.

Hoy os traigo un truquito para poder hacer un río, lago, fuente, pozo, y todo lo que lleve agua de una forma muy sencilla pero muy realista.

Lo primero que tenéis que hacer es pensar qué queréis hacer exactamente. Os pongo el ejemplo del lago


Debéis pensar cómo lo queréis de grande y qué recipiente vais a poner. Debe ser un recipiente que no vayáis a utilizar para otra cosa, algo que destinéis sólo al Belén. Yo en mi Belén he hecho prácticamente todo con pasta de modelar, pero podéis utilizar un plato, un cuenco, cualquier objeto que tenga un borde en el que no se escape el "agua". Utilicéis lo que utilicéis debéis pintar el fondo del color que queráis que se vea el agua. A mí me gusta pintarlo en un tono azul-verdoso con toques marrones, más verdoso que azul, como si el agua del río estuviese un poco turbia y además con vegetación.


Una vez que tenemos seca la pintura, lo único que hay que añadir es barniz de acabado cerámico. Este barniz es brillante, por lo que una vez que se seca deja un aspecto cristalino. Si lo echamos en el recipiente y lo dejamos secar veremos el fondo que hemos pintado previamente con una capa transparente que parece agua. Primero echáis directamente del tarro un chorro hasta cubrir la base del recipiente, esperáis 12 horas como mínimo y volvéis a echar otra capa, y así hasta donde queráis, dependiendo de lo hondo que sea vuestro lago, o río. Os recomiendo que el recipiente no sea muy hondo, ya que si es así necesitaréis demasiado barniz y además tardará semanas en estar completamente seco.

Hablando de secar, debéis dejarlo en un lugar seco, libre de humedad, ya que ésta hace que el barniz se vuelva blanquecino y opaco, por lo que dejarlo secar durante días al aire libre no es nada recomendable. El secado tarda mucho, así que es mejor que lo hagáis con tiempo, porque si queréis colocar patos o cualquier objeto encima y el barniz no está seco del todo, el objeto se os quedará pegado o dejará su marca en el "agua".


Algo que le queda muy bien al río con este método es colocar algunas piedras antes de aplicar el barniz. La parte de la piedra que queda dentro del "agua" quedará brillante, con un efecto mojado que le da más realismo. También podéis poner unos peces entre las capas de barniz, y así parecerá que están dentro del agua. Los patos quedan muy bien porque parece que están flotando en el agua y le podéis poner encima todo lo que queráis.


El puente que habéis visto en las imágenes está hecho con porexpán y cartón. Sólo hay que cortar los materiales haciendo la forma de puente, dependiendo de la forma que queráis.

Como veis, este truco también se puede aplicar a otros objetos del Belén que contengan agua, como por ejemplo una fuente. Los chorros los he hecho con papel de cocina transparente, la estructura está hecha con pasta de modelar y he añadido el barniz tanto en la base como en el papel transparente. 


Y así tenéis agua en vuestro Belén sin necesidad de mojar nada todos los años y dejando el papel de plata para los bocatas ;)




Esta fuente podéis verla en el post: Portal paso a paso (parte 2)


Si os interesa el belenismo y queréis ver más sobre este tema, podéis entrar aquí.

LinkWithin



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...