lunes, 17 de febrero de 2014

Hablemos sobre pastas de modelar


Las pastas de modelar son muy útiles para realizar trabajos decorativos, bisutería, objetos de pequeño tamaño, figuras de todo tipo... Las pueden utilizar incluso los niños, tal y como utilizan la plastilina. Y muchas de ellas no necesitan cocción.

Hablemos sobre algunas de estas pastas.

Fimo
Esta pasta está pensada especialmente para crear objetos de pequeño tamaño como puede ser la bisutería.
Se puede encontrar en tiendas de manualidades y papelerías grandes.
Viene en paquetes, con una gama de colores muy amplia, por lo que no hace falta pintarla, aun así, es posible pintar y barnizar si queréis.
Para trabajarla se amasa con las manos y podemos ayudarnos de herramientas de modelar para conseguir la textura y el acabado deseado.
Este tipo de pasta debe cocerse en el horno una vez terminado el moldeado de la figura, pero no os preocupéis, podéis hacerlo en el horno de casa. En el paquete siempre vienen las instrucciones del horneado, pero normalmente se suele dejar entre 10 y 30 minutos a unos 120ºC, todo depende del tamaño de la pieza.

En el blog Yedra podéis ver algunas creaciones hechas con este material, como esta tapa de un bote en la que moldeó al Monstruo de las Galletas. Pero si queréis ver más sobre este y otros trabajos con fimo en este blog, debéis visitar el siguiente enlace: Bote de galletas con Monstruo Triki.



Pasta a base de arcilla
Ésta es la que yo utilizo más a menudo. Con ella hago  por ejemplo las figuritas del Belén o los imanes decorativos. ¡Ojo! No es la arcilla como tal, sino que está hecha a base de arcilla. Ésta no necesita horneado, endurece al aire y suele tardar 24 horas en secarse, dependiendo del grosor de la pieza.
La podéis encontrar en tiendas de manualidades y en papelerías, e incluso la he visto en los bazares chinos.
Para trabajarla lo hacéis como el fimo, con las manos vamos dándole la forma deseada y nos podemos ayudar con herramientas para modelar. Si vamos humedeciendo las manos con un poco de agua nos será más sencillo.
Podéis escoger entre la blanca, la terracota, el ocre y alguna más, pero yo os recomiendo la blanca. Al parecer se agrieta menos y es más limpia. La mayoría de las marcas ofrecen sólo la terracota y la blanca.
Una vez seca se pinta con pintura acrílica.
En los envases suele poner que es adecuada a partir de los 6 años, pero como en todo, no habrá ningún problema si supervisáis su utilización.

Con este tipo de pasta en El Taller de Ire hemos hecho muchos trabajos. Un ejemplo de ellos son los imanes decorativos. Si queréis ver más detalles sobre ellos sólo tenéis que visitar el siguiente enlace: Imanes decorativos.


Porcelana fría
Imagen de Una Locura de Ideas
La porcelana fría es una masa muy limpia y fácil de modelar, que se utiliza especialmente en la elaboración de miniaturas.
Se puede comprar en tiendas de manualidades o podéis hacerla en casa, porque sus ingredientes son muy asequibles. Si buscáis por internet encontraréis muchísimas páginas y vídeos donde podréis ver cómo se hace.
No necesita cocción y se puede pintar con pintura acrílica, aunque he visto piezas pintadas con esmaltes de uñas y quedan realmente bien. También podemos colorear la mezcla directamente y después modelar. Para ello, una vez hecha la masa cogemos el trozo al que le queremos dar color, le hacemos un agujero en el centro, y le echamos un poco de pintura acrílica (la cantidad depende del volumen de la masa y del tono que queráis conseguir). Después amasamos bien y la mezclamos hasta que quede un color uniforme y deje de manchar.

En el blog de Elenarte podéis ver algunos trabajos con porcelana fría, entre ellos están estas caritas pintadas a mano. Si queréis ver más sobre ellas y otros trabajos con este material podéis entrar en este enlace: Caritas de porcelana.


Pasta de madera

Está fabricada a base de resinas y polvo de madera, de hecho huele a madera, y al igual que las anteriores, podéis conseguirla en tiendas de manualidades. No necesita cocción, sino que se seca a temperatura ambiente y suele tardar unas 24 horas, siempre dependiendo del grosor de la pieza en cuestión.
Se utiliza sobretodo para hacer figuras con las que queramos un efecto madera, como podría ser una barca. Si creamos figuras pequeñas no nos hará falta nada más, pero tal vez en algunas más grandes tengamos que crear un soporte interno, como puede ser un alambre, para poder formar la pieza.
Esta pasta es muy ligera, flota en el agua una vez que está seca, pero para ello debemos aplicarle una capa de barniz y dejarla secar bien, para que no se deshaga.

Pasta de sal
Es perfecta para crear figuras planas. Además, esta masa es de elaboración casera, ya que está compuesta por unos ingredientes que tenemos todos a mano: sal, harina, aceite y agua. Por este motivo tiene una textura granulada. Los niños pueden hacerla y moldearla sin ningún problema al contener sólo ingredientes naturales.
Si queréis hacerla en casa sólo tenéis que mezclar la sal y la harina a partes iguales. Yo para hacer una masa de un puño de grande suelo utilizar 300 gramos de cada uno y una cucharada de aceite. Se mezclan estos tres ingredientes y vamos vertiendo agua poco a poco mientras removemos hasta que nos quede una textura pastosa. Es conveniente que sigamos la mezcla en una mesa que hayamos espolvoreado previamente con harina para que no se nos pegue la masa a ella. Amasamos hasta que obtengamos una pasta uniforme y moldeable.
Haremos las formas que queramos y las meteremos en el horno precalentado a unos 180ºC. Hay que esperar unas 5 minutos y sacarlas, si esperamos demasiado es problable que se quemen. Y por último las dejamos enfriar fuera del horno antes de pintarlas.

En el blog Manualidades Divinas podéis ver los detalles con pasta de sal que han hecho con ayuda de cortadores de galletas. Geniales para decorar en Navidad, hacer colgantes, decoraciones para la casa... Todo lo que se os ocurra. Podéis ver algunas ideas en el siguiente enlace: Detalles con pasta de sal.


Pasta de papel maché
Si seguís este blog, conoceréis ya la pasta de papel. Si no sabéis cómo hacerla podéis pinchar en Cómo hacer pasta de papel maché para ver el vídeo tutorial.
Como veis, esta pasta es de elaboración casera, pero he visto ya algunas marcas que la han sacado al mercado, por lo que si queréis ahorraros su elaboración, aunque salga menos económico, también podéis comprarla ya hecha en paquetes de unos 250-500 gramos.
Se puede utilizar de muchas formas, como crear una lámina a modo de lienzo para pintar, modelar objetos de muchos tamaños, crear relieves en superficies, decorar otros objetos...

En el blog Jo qué Bonito decoran tejas con pasta de papel y obtienen resultados tan geniales como estos. Como veis, en muchos trabajos no tiene nada que envidiar a las demás pastas. Para conocer más sobre estas tejas, saber cómo se hacen y ver varios modelos, podéis entrar en el siguiente enlace: Tutorial para hacer una taja decorada con pasta de papel.


Barro
Yo no lo considero una pasta en sí, pero sí un material que se puede modelar. El barro es muy económico y cuando se sabe trabajar se obtienen unos resultados artesanales muy buenos. Pero tiene unos contras que no hay que dejar escapar. El barro el complicado de modelar a la hora de crear figuras, ya que no se le da la forma desde el principio, sino que se le va añadiendo y quitando material  hasta que obtengamos la forma que queramos. También hay que tener en cuenta que no es un material limpio, la constante mezcla con el agua hace que todo lo que toque pueda acabar marrón.
El contra más importante es que necesita un horno especial para arcilla, aunque siempre se puede llevar el objeto modelado a un lugar donde trabajen con este material y allí pueden cocerlo.

En el blog Elenarte nos vuelven a mostrar otra idea de manualidad, esta vez con el barro. Como veis, tenéis muchas opciones de modelado, y con hacer una plancha de barro y marcar las manos de los más pequeños, ya podéis hacer cuadros tan originales como éste. Si queréis más detalles sobre este trabajo podéis entrar en el siguiente enlace: Un cuadro con huellas de barro.


Pasta Kirei
Esta pasta yo la he conocido hace nada gracias al blog Manualidades y Tendencias y aunque todavía no la he probado (ya caerá) me he estado informando para que supieseis de su existencia los que tampoco la conocíais, porque es muy interesante.

La pasta Kirei es porcelana japonesa y se utiliza especialmente en la elaboración de flores, ya que tiene transparencia y se puede trabajar con capas muy finas. A pesar de ello es muy resistente. No necesita cocción y se puede pintar una vez seca.

Me la apunto entre los materiales pendientes, y si a vosotros también os gusta este mundo de las pastas de modelar querréis probarla sólo viendo el resultado del trabajo del blog Manualidades y Tendencias. Allí nos enseñan esta espectacular rosa, que si no nos dicen que es con pasta creeríamos que es de verdad. Podéis ver más información entrando en el enlace: Cómo hacer flores: arte floral Kirei.



Si os ha gustado este post, tal vez os interesen otros artículos como:
- Hablemos sobre pintura acrílica
- 10 materiales imprescindibles en un rincón de manualidades
- Alternativas caseras para materiales de manualidades

Recuerda que también puedes seguir El Taller de Ire en:
 Facebook
 Twitter 

LinkWithin



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...