lunes, 23 de junio de 2014

Cómo utilizar pintura textil

Para pintar cualquier tipo de prenda de vestir o cualquier tejido necesitamos pintura textil. De esta forma nos aseguraremos un buen acabado y una duración del diseño que no nos dará otro tipo de pintura, incluso después de los lavados . En este post os muestro los pasos que debéis seguir para utilizarla.


La pintura textil la podéis encontrar en tiendas de manualidades, bellas artes o incluso en papelerías grandes. La tenéis en formato rotulador, que es muy útil para diseños con poco detalle y para que los niños decoren sus propias prendas, y también la podéis encontrar en botes para aplicar con pincel. Son éstas últimas de las que os voy a hablar.


Lo primero que debemos hacer es lavar el tejido en la lavadora o a mano, como vosotros prefiráis. Esto es necesario especialmente cuando es una prenda recién comprada. Las prendas nuevas, que todavía no han sido lavadas, vienen con una capa de apresto. El apresto es una mezcla de sustancias que se aplica a las prendas para darles rigidez y que dure más el planchado, y además queden mejor visualmente. Puesto que esa sustancia se va con el primer lavado, debemos retirarla para que la pintura se adhiera al tejido.


Cuando la prenda esté seca la prepararemos para empezar a pintar. Debemos colocar una superficie plana entre la parte que vayamos a pintar y la parte opuesta, de esta forma evitaremos que la pintura traspase al tejido de debajo. En mi caso he pintado una camiseta, así que he introducido la superficie plana por dentro. He utilizado para ello una lámina de metacrilato, pero podéis utilizar cartón, láminas de plástico, una tabla... El caso es que se sea completamente plano y que quepa justo debajo de la superficie a pintar.


Ahora ya podemos comenzar a aplicar la pintura. Agitamos el bote antes de utilizarlo y con ayuda de un pincel vamos aplicando la pintura sobre el tejido.


Algunos consejos a la hora de pintar:
- Podemos coger la pintura directamente del bote, ya que la textura es más líquida que espesa y se puede trabajar bien con ella.
- No dejéis caer pegotes, coged pintura poco a poco e ir extendiendo. Si dejáis caer una gota gorda traspasará el tejido antes de que la podáis extender por completo, ya que estamos pintando sobre un material poroso
- No estiréis la tela para pintarla, pero aseguraros de que esté lisa.
- Si pintáis como yo un dibujo con muchos detallitos es mejor que utilicéis un pincel 00, de los más pequeños, coger muy poca cantidad de pintura cada vez que queráis aplicarla, y hacerlo con la punta del pincel, que suele ser más fina. Si queremos que el trazo sea más grueso en algunas partes del diseño sólo tendremos que coger más cantidad y aplicarla bajando un poco el pincel para no pintar sólo con la punta.
- El último consejo es que tengáis paciencia, pintar con pincel, especialmente sobre tela, requiere de concentración, tranquilidad... y tiempo.

El tiempo de secado es rápido, aproximadamente en un par de horas se puede tocar sin que se corra la pintura, aunque yo suelo esperar mínimo 12 horas para que se asiente bien. Así que una vez seco, le damos la vuelta a la tela, y por el reverso pasamos la plancha caliente durante unos dos o tres minutos.


Y ya tenéis lista vuestra prenda de vestir personalizada. Podéis lavarla en la lavadora sin ningún problema.


Para que os hagáis una idea del trabajo que se realiza con las camisetas pintadas a mano, os dejo el siguiente vídeo en el que os muestro algunos momentos del proceso de elaboración de la camiseta que habéis visto en las imágenes anteriores.



¿Quieres saber mi truco para calcar el dibujo en la camiseta? Si te interesa puedes verlo pinchando AQUÍ.

Recuerda que también puedes seguir El Taller de Ire en:

LinkWithin



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...