lunes, 16 de mayo de 2016

Crear un frutero con mosaico reutilizando cuencos


Hoy te traigo un tutorial de artesanía. Se trata de crear un mosaico en un cuenco. Yo he elegido un recipiente grande que he reutilizado y lo he convertido en un bonito frutero diseñado con el mosaico.


Materiales

Para hacer el frutero con mosaico necesitarás los siguientes materiales:

- Cuenco: puedes comprarlo o reutilizar alguno al que ya no le estés dando uso o que a no te guste y le quieras cambiar el aspecto.
- Teselas: yo he utilizado las de arcilla que te he enseñado a crear en un tutorial anterior y que puedes ver entrando AQUÍ. Pero puedes utilizar cualquier tipo de tesela. Incluso podrás ver que yo añado también algunas piedras de acuario para crear el mosaico. Si quiere más ideas de teselas hechas a mano puedes ver todas las que he enseñado en el blog hasta ahora entrando AQUÍ.
- Cola blanca: para pegar el mosaico.
- Tapajuntas: también puedes encontrarlo como aguaplast, resanador, enduido plástico, lechada, pastina, masilla para azulejos...
- Esponja: para limpiar el mosaico.
- Barniz: para proteger nuestro trabajo.
- Pincel: para aplicar el barniz.

Paso a paso

El mosaico se hace como casi todos los que has visto en mi blog hasta ahora. El proceso será el mismo, lo único que dependiendo del tipo de teselas que utilices variará un poco la parte de colocación.

Las teselas de arcilla hechas a mano dan muchísimo juego porque las adaptas completamente a la superficie que tienes.

En el siguiente vídeo tutorial, como siempre te dejo el paso a paso con todos los detalles para que puedas hacer este trabajo tú mismo y te quede genial.



Hagamos un resumen. Para decorar tu frutero con el mosaico debes seguir los siguientes pasos:

1. Traza líneas del diseño sobre el cuenco para guiarte cuando coloques las teselas.

2. Pega las teselas con cola blanca.



3. Si tus teselas son de arcilla o de cualquier material que debas pintar puedes aplicar ya la pintura.


4. Aplica dos capas de barniz para proteger bien la pieza. Es importante que esperes a que seque la primera capa para aplicar la segunda.


5. Aplica la masilla con la mano.

6. Después de 15-20 minutos retira la masilla que ha quedado sobre las teselas con ayuda de una esponja humedecida en agua.

7. Para proteger todavía más el mosaico puedes aplicar otra capa de barniz cuando la masilla esté completamente seca.

Y ya tendrás tu frutero terminado. No es difícil aunque da trabajo, pero la verdad es que vale la pena el esfuerzo, porque queda muy bonito.







Tienes miles de diseños y combinaciones de colores, y además puedes reutilizar muchísimos estilos de cuencos. ¡Empieza a crear!

Y recuerda que puedes seguir El Taller de Ire en todas sus redes sociales, porque allí te enterarás de cursos que realizo y de todos los tutoriales que subo:
Facebook
Twitter 
YouTube
Instagram





LinkWithin



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...