jueves, 23 de febrero de 2017

Cómo mantener la LIMPIEZA EN TU TALLER de manualidades y no morir en el intento



Para trabajar cómodamente y rendir al 100% no sólo debes tener tu taller de manualidades ordenado, sino que también es importante su limpieza y tu propia higiene. Veamos algunos tips que te ayudarán a rendir mejor.


Cuando haces manualidades debes estar limpiando continuamente, que si quedan restos de papel, goma eva, si utilizamos la sierra y cae el serrín, la purpurina que se extiende por todas partes, las gotitas de pintura que se te han caído y han manchado la mesa o el suelo...

Todo ello se debe limpiar en cuanto terminas un trabajo y quieres empezar otro. Cualquier resto podría estropearte la siguiente manualidad.

Lo primero que debes hacer es quitar lo más grande, tirar todo lo que ya no nos haga falta y guardar los restos que queramos reciclar, y a continuación, pasar una aspiradora va a ser la mejor y más rápida opción.

Una vez que tengas todo bien aspirado, quedan las manchas más complicadas. Restos de adhesivo, pintura o barniz. Para el adhesivo, depende de cuál hayas utilizado lo podrás retirar con un producto u otro. Para la silicona simplemente raspa la superficie con una espátula, para el adhesivo instantáneo necesitarás aplicar alcohol con un estropajo y para la cola blanca llega con una esponjita con agua, y si es necesario un poco de jabón.

Los restos de pintura, al igual que el barniz, se retiran perfectamente con aguarrás. Este producto huele un poco fuerte, pero también lo puedes encontrar con aroma a limón que será un poco menos desagradable. Puedes hacer lo mismo para limpiar tus pinceles, deberás utilizar algún tipo de disolvente. Si estos no han quedado bien limpios es posible que la próxima vez que pintes con ellos salgan restos de la pintura anterior, y esto estropeará todo el trabajo que hayas hecho hasta el momento.


Tu ropa de trabajo también forma parte de la higiene en tu taller. No trabajes con ropa que no quieras ensuciar, porque la ley de Murphy hará que caiga alguna mancha que sea imposible de quitar. Utiliza ropa vieja o que no te importe estropear, pero eso no quiere decir que tengas que ponerte ropa asquerosa. Trátala como el resto de prendas de tu armario, ya que al fin y al cabo va a ser tu uniforme de trabajo.

Cuando haces manualidades es muy posible que pases por momentos de calor y realices esfuerzos que hagan que sudes, por lo que deberás lavar estas prendas con regularidad. Para eliminar el mal olor a sudor de la ropa y las manchas que puedan quedar es recomendable utilizar productos específicos para ello, como un desinfectante textil. Es incluso más importante cuidar este tipo de suciedad que las manchas que te puedan caer de pintura. De esta forma, por muchas manchas de productos que tenga tu ropa de trabajo, en realidad estará limpia y sin olores, y te sentirás más a gusto realizando tus trabajos, que es el principal objetivo.


Recuerda, la limpieza es fundamental para trabajar bien, y es igual de importante utilizar los productos adecuados para conseguir esa higiene necesaria, tanto del taller como la tuya.

Puedes seguir El Taller de Ire en todas mis redes sociales, porque allí te enterarás de cursos que realizo y de todos los tutoriales que subo:

LinkWithin



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...