jueves, 2 de enero de 2014

Alternativas caseras para materiales de manualidades


Para muchísimos materiales tenemos una alternativa casera. Nos viene bien cuando queremos hacerlo todo nosotros mismos, cuando nos falta algún material y está la tienda cerrada, o simplemente cuando no nos apetece bajar a comprar, o cuando queremos ahorrar... aunque en ocasiones estas alternativas pueden salirnos más caras. También es cierto que algunos de los ingredientes no los solemos tener por casa, pero siempre está bien tener opciones :)

PINTURA HINCHABLE

La también llamada puffy paint es una pintura con relieve. Se utiliza mucho en ropa u objetos decorativos como jarrones o tazas, entre otros. Por ahora sólo la he visto a vender online, pero si tenéis pintura acrílica podéis hacer la puffy paint con ingredientes que tenemos todos en nuestras casas.

Para hacer pintura hinchable casera necesitaremos:
- Pintura acrílica
- Agua
- Harina
- Sal

Sólo hay que mezclar todos los ingredientes. El agua, la harina y la sal a partes iguales, y la pintura depende de la intensidad que quieras que tenga la puffy paint. Un truco para hacer que hinche más es añadirle un poco le levadura a la mezcla. Cuando tengamos todo bien mezclado sólo hay que meterlo en un bote donde lo queramos guardar. Yo en estos casos suelo utilizar lo recipientes que venden en los bazares o "Todo a 1€".




Idea de manualidad con pintura hinchable:



Estos estuches de goma eva los he hecho en su día con pintura normal, pero con la pintura hinchable los dibujos pueden quedar con un relieve muy original. 


PEGAMENTO
El famoso engrudo. En este caso la alternativa casera queda como una especie de cola con una textura mucho menos líquida y un color más crudo.

Para hacer pegamento casero necesitaréis:
- Agua
- Harina
- Sal

Se hace todo a ojo. Echáis un chorrito de agua y un poco de harina en una olla y la ponéis al fuego. Revolvéis con una cuchara y vais viendo la textura que queda. Si está muy espeso le echáis un poco más de agua, si está muy líquido le echáis harina. Después le añadís una pizca de sal y seguís removiendo. Cuando tenga una textura pastosa y sin grumos lo sacáis y lo dejáis enfriar a temperatura ambiente, y ya estará listo para usar. Yo con él sólo he pegado papel de varios tipos. No creo que resista materiales muy duros, pero el papel queda perfectamente pegado como si lo hubieseis hecho con cola. Se debe conservar en la nevera bien tapado con papel transparente de cocina, pero ¡ojo! no dura mucho más que cuatro días, ya que a partir de ahí es probable que le salga moho. Así que no hagáis engrudo para todo el vecindario si sólo vais a pegar un par de papelitos :)

También es adecuado para hacer manualidades con los niños, ya que es un pegamento hecho con ingredientes comestibles. Seguro que no les sabe muy rico, pero no supone ningún peligro para ellos. Eso de que se pega en el estómago no es cierto.

Idea de manualidad con engrudo:


En toda manualidad en la que haya que pegar papel podéis utilizarlo. En este cuenco rústico en su día he utilizado silicona, pero se puede hacer igualmente con el engrudo.

WASHI TAPE

El washi tape está muy de moda. Es celo (cinta adhesiva, fiso, o como le llaméis en vuestra casa) con estampados. No hay más. Pero en el mundo del craft se utiliza muchísimo para decorar. A mí siempre me ha parecido un poco caro, así que os dejo la opción de hacerlo en casa.

Para hacer washi tape casero necesitaréis:
- Celo o cinta adhesiva
-  Papel de regalo, de decoración o papel que tenga algún dibujo
- Agua
- Pegamento o cola blanca

Lo que hay que hacer es pegar la cinta adhesiva en el papel, y presionáis fuerte para que se fije bien. Después rociáis el agua sobre la parte del papel, no la del plástico. Es mejor que lo hagáis con un botecito de spray para que caiga más uniformemente y poquito a poco. Cuando el papel esté humedecido lo rasparemos con la yema de los dedos y saldrá el sobrante. No lo hagáis con la uña o con un cuchillo o algo así porque entonces podéis llevaros todo el dibujo por delante. Así quedará el estampado en la cinta adhesiva. Puede que al raspar se haya quitado parte del adhesivo de la cinta. Para solucionarlo tenéis dos opciones: una sería poner pegamento o cola blanca en la superficie que queramos pegar, y la otra sería pegar cinta adhesiva con la parte del pegamento hacia fuera. Yo pensaba que iba a quedar como si plastificase el papel decorativo, pero la verdad es que da bastante el pego (nunca mejor dicho).

Idea de manualidad con wash tape:


Como veis, el mío no me ha quedado chapucero, ¡me ha quedado lo siguiente de chapucero! Lo hice un poco con prisas, pero espero que cuando lo haga a conciencia me salga un washi tape más disimulado... Podéis decorar botes de cristal como en este caso.

FIMO
El fimo es una pasta de modelar polimérica. Podemos encontrarlo en tiendas de manualidades o bellas artes y en papelerías no muy pequeñas.

Para hacer fimo casero necesitaremos:
- Una taza de fécula de maíz
- Una taza de cola blanca
- Una cucharada de zumo de limón
- Dos cucharadas de vaselina líquida

Mezclamos todos estos ingredientes en una olla a fuego lento y removemos durante diez minutos. Cuando se haya formado una especie de masa, retiramos la olla del fuego y dejamos que se enfríe. Cuando no te quemes debes amasarla hasta que sea fácil de modelar.
Si queréis teñirla sólo tenéis que echar un poco de colorante en la mezcla del color que queráis que sea vuestro fimo.

Idea de manualidad con fimo:


Unos imanes para la nevera quedan graciosos y decorativos. Con el fimo casero podemos moldear algunos como los que veis en el vídeo.

Recuerda que también puedes seguir El Taller de Ire en:
 Facebook
 Twitter 

LinkWithin



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...