lunes, 7 de julio de 2014

DIY: Fundas para libros

Yo soy de las personas que se lleva un libro a cualquier sitio donde vaya a tener un ratito para poder leer. Entre esos lugares está la playa. Pero con la arena, la toalla húmeda y los millones de objetos que metemos en la bolsa, un libro puede deteriorarse considerablemente si lo llevamos sin ninguna protección. Ya que cuido a estos compañeros como si fuesen de oro y me gusta que los demás hagan lo mismo, os traigo un DIY sobre cómo hacer unas fundas para proteger los libros.


Este tipo de fundas las venden en algunas librerías, pero podéis hacerlas vosotros mismos a vuestro gusto y del tamaño que queráis.

Para hacer las fundas necesitaremos solamente cinco materiales:
- Mantel plastificado: los hay con muchos diseños diferentes y suelen tenerlos en rollos y cortarte la medida que tú quieras.
- Hilo: que vaya a juego con los colores del mantel que hayáis escogido.
- Aguja
- Tijeras
- Regla

Paso a paso

1. Recortar un rectángulo del mantel
Las medidas dependen del tamaño del libro que vayáis a meter dentro. Debemos medir el alto del libro, y marcamos 1cm más por la parte de arriba y por la de abajo. En cuanto al ancho, debemos dejar el doble y añadirle además 9cm a cada lado, que es lo que vamos a doblar después.
Alto
Ancho
2. Doblar los 9cm sobrantes
La parte blanca del mantel, la que se suele poner hacia abajo, la colocamos hacia arriba, y doblamos por los dos lados los 9cm que hemos añadido antes.
Doblar por la línea roja

3. Hacer cortes para las asas
Si no queréis hacer asas a la funda podéis saltar al paso 6.
Para poder introducir las asas que le vamos a hacer, debemos realizar un corte en la parte que acabamos de doblar. El ancho del corte dependerá de lo anchas que hagamos las asas, y debemos hacer dos cortes en cada lado.

4. Hacer asas
Cortamos unas tiras del mantel del doble de ancho que queramos las asas, y las doblamos por la mitad para que todo el asa quede con el estampado.


5. Colocar las asas
Doblamos las asas para hacerle la forma e introducimos un trocito por los cortes que hemos hecho en el paso 3.


6. Coser
Sólo nos queda coser todos los bordes, alrededor del rectángulo que nos ha quedado, y de esta forma fijamos también las asas si se las hemos puesto.


Resultado









 ¿Os animáis ahora a llevar vuestros libros a donde sea sin preocupaciones? Desde que utilizo estas fundas no se me estropean nada, y cuando voy a la playa no se rayan con la arena ni con el roce de los demás objetos que lleve en la bolsa. Y gracias a las asas podemos llevarlo en la mano cómodamente si queremos.



¡Así que todos a leer a la playa! ;)

Si os ha gustado este paso a paso, tal vez también os interesen los tutoriales para hacer manualidades con objetos de la playa como conchas y piedras:
- Salvamanteles de piedras
- Posavasos con conchas

Recuerda que también puedes seguir El Taller de Ire en:
 Facebook
 Twitter 

LinkWithin



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...